El COLEGIO SAN DIEGO es una institución educativa con más de mil alumnos, ubicada en una zona con una heterogénea composición socioeconómica: empleados, trabajadores independientes, profesionales, empresarios, operarios, etc.; de esta comunidad se nutre nuestro colegio.
Todos ellos tienen algo en común, buscan una escuela ordenada, en la que sus directivos y docentes, aún en esta época de descontrol ejerzan una autoridad que marque límites, derechos y obligaciones a educandos y educadores por igual. La disciplina que se ejerce está dirigida a asegurar el derecho a trabajar por parte de los docentes y a estudiar por parte de los alumnos y esto solo puede lograrse en orden. No existe temor a caer en el autoritarismo ya que lo permanente es el legítimo e imprescindible ejercicio de la autoridad y sus normas han sido consensuadas entre todos, con activa participación de padres y alumnos y privilegian el mutuo respeto con un régimen disciplinario que contempla premios (acceder conocimientos en paz y seguridad) y sanciones que se aplican como última instancia, con moderación y rodeando al alumno de todos los recaudos previstos en la Constitución Nacional y sus leyes complementarias, sobre todo al momento de ejercer su defensa.
Asumiendo que los padres son los primeros educadores de sus hijos, SAN DIEGO colabora en la formación de niños y jóvenes como personas, pero sin pretender invadir la propia idiosincrasia familiar ni inculcar valores incompatibles con sus orígenes o formas de pensamiento; se pretende solo sostener aquellos que son comunes a los principios de la humanidad en su conjunto sin distinción de credos, razas, ideologías o capacidades de cualquier naturaleza.

En SAN DIEGO la articulación entre niveles y escalones pedagógicos es fundamental y existe una absoluta continuidad en la enseñanza lo que permite la eliminación de los perniciosos baches y la incoherencia entre cada etapa; permanentes reuniones plenarias y el intercambio mediante la asistencia a las clases de los distintos niveles de todos los docentes del complejo educativo (Inicial – Primario – Secundario) lo permiten.
La planificación integral se ha hecho al revés de lo implementado históricamente en nuestro país, donde se educa como si la carrera del alumno finalizara al término de cada nivel. SAN DIEGO parte desde los conocimientos que requiere la Universidad y articula sus planes desde la sala de dos años en esa dirección.
No todo es estudio ni vida académica, además de trabajar por la cultura y los valores humanos, también tienen un lugar destacado en sus actividades la práctica deportiva en su propio gimnasio, gimnasia, voley y handball han ocupado lugares muy destacados en todas las competencias en los que intervinieron consagrando varios campeones y primeros puestos en los torneos bonaerenses, estudiantiles y regionales.
Viajes de estudios y de egresados, campamentos; materias extraprogramáticas como inglés, computación, teatro, escenografía, comedias musicales y talleres varios como los literarios, de Investigación Histórica, Inteligencia Emocional, Vida en la Naturaleza, trabajos en su propia huerta, etc. completan sintéticamente un panorama que convierte a SAN DIEGO en una opción interesante al momento de apostar al futuro de los hijos.

La finalidad educativa del Colegio San Diego se concreta en los siguientes objetivos:

  • Mantener una elevada calidad académica, a través de la más capacitada acción docente, en un proceso donde el educando integre experiencias de aprendizaje, mediante el ejercicio responsable y creativo de sus potencialidades personales.
  • Ofrecer un estimulante y ejemplar comportamiento comunitario como característica natural y propia de la Institución, que fecunde las distintas instancias del proceso escolar, la vida familiar y la dinámica social.
  • Proyectarse al medio circundante, al país y al mundo a través de una respuesta personal y distintiva a los intereses de su comunidad y la humanidad.

En el plano personal:

Lograr una formación integral del educando abarcando los aspectos sociales, culturales, éticos, estéticos y físicos a través de:

  • El desarrollo de las capacidades investigadoras con amplitud de criterio.
  • El desarrollo del deseo constante de superación.
  • Los conocimientos adecuados para una correcta adaptación al medio.
  • Los principios de Libertad, Justicia y Sentido Republicano en los cuales debe desenvolverse nuestra nación.